Menú
Weegee
Playa de Coney Island, 1940. © Weegee, International Center of Photography. Cortesía Colección M.+M. Auer

Weegee by Weegee

Presentación de Weegee, el célebre cronista del Nueva York más oscuro de los años 30 y 40

La exposición sobre Weegee, producida por Foto Colectania y la Fundación Banco Sabadell, reúne más de cien fotografías de época de una de las mejores colecciones fotográficas del mundo, M.+M. Auer de Suiza, en una cuidada selección vertebrada a partir de los libros de Weegee y publicaciones en prensa.

En el Nueva York convulso de los años 30 y 40, Weegee era un reportero gráfico freelance que publicaba en todos los grandes periódicos y que convirtió el crimen en espectáculo. Siempre alerta, llevaba en su coche una radio sintonizada con la frecuencia de la policía que le permitía llegar el primero a la escena del crimen. Su técnica, de duros contraluces, daba a las fotos un aura de verismo y dramatismo que sigue impactando al espectador.

En su biografía, Weegee explica: “Mi coche se convirtió en mi hogar. Era un biplaza, con un maletero especial extragrande. Guardé todo allí: una cámara extra, los casquillos de las bombillas de flash, una máquina de escribir, botas de bombero, cajas de cigarros, salami, película de infrarrojos para disparar en la oscuridad, un recambio de ropa interior, uniformes, disfraces y zapatos extras y calcetines. (…) A partir de entonces ya no estuve pegado al teletipo de la sede de la policía. Tuve alas. Ya no tenía que esperar que el crimen viniera a mí; podía ir tras él. La radio de la policía era mi modo de vida. Mi cámara... mi vida y mi amor... era mi lámpara de Aladino.”

La muestra presenta una cuidada selección de su trabajo, desde imágenes de crímenes, incendios o accidentes hasta escenas de eventos sociales y populares, como las aglomeraciones en las playas de Coney Island o en otros lugares de ocio de los neoyorquinos de entonces. Weegee fotografiaba un cadáver, pero también un baile de máscaras o un niño solitario; en sus fotos hay oscuridad, pero también ternura. Sin embargo, una de las singularidades de esta exposición de Foto Colectania es que muestra junto a las fotografías del autor, materiales originales de los periódicos y revistas donde se publicaron sus imágenes, así como los fotolibros más célebres del reportero, como la edición original de “Naked City”, que se publicó en 1945 y se convirtió inmediatamente en un best seller.

Weegee, seudónimo de Arthur Fellig, tuvo una vida azarosa; se movía con soltura entre la policía y la mafia, y fue siempre consciente de la calidad del trabajo que estaba haciendo, quizá por eso firmaba todas sus fotos como “Weegee The Famous”. Su actitud despreocupada y sus aventuras inspiraron filmes de cine negro como “The Public Eye” (Howard Franklin, 1992), “L.A. Confidential” (Curtis Hanson, 1997), “Road to Perdition” (Sam Mendes, 2002) o “Nightcrawler” (Dan Gilroy, 2014).

Casi un siglo después de que hiciera sus primeras fotos, la obra de Weegee sigue emocionando tanto al público como a la crítica, gracias a su estilo descarnado y dramático que consiguió reflejar la sociedad y la vida nocturna de una ciudad que él conocía mejor que nadie.