Menú
Garry
© The Estate of Garry Winogrand, cortesía Fraenkel Gallery, San Francisco

Garry Winogrand. Women are beautiful

Presentamos por primera vez en Barcelona la célebre serie Women are Beautiful de Garry Winogrand.

Garry Winogrand está considerado uno de los grandes renovadores de la fotografía norteamericana del siglo XX. Supo captar como nadie la transformación social femenina de las décadas de los 60 y 70 con sus retratos de mujeres, que se alzan como una alegoría a la emancipación de la mujer y a su nuevo rol en la sociedad. La Fundación Foto Colectania presenta su serie Women are Beautiful, compuesta por 85 fotografías tomadas entre 1960 y 1975 y reunidas en el libro del mismo título por el legendario director del departamento de fotografía del MoMA, John Szarkowski. La exposición, procedente de la colección de Lola Garrido, se enmarca dentro de la línea de programación de la Fundación dedicada a aquellos autores que cambiaron el rumbo de la historia de la fotografía y se podrá ver en Barcelona hasta el 4 de junio de 2011.

En los años 60, terminó la era de las imágenes como símbolos de grandes verdades intemporales, por la demoledora influencia de Walker Evans primero, y más adelante de Robert Frank y William Klein. La fotografía se centró en la toma directa de la realidad, sin retoques ni ideas añadidas. Garry Winogrand, junto con Lee Friedlander, representa ese “nuevo estilo americano” que abrió nuevos caminos en la denominada Street Photography.

Winogrand combina la espontaneidad con una aparente confusión, que no es más que la conciencia de la complejidad del mundo que fotografía: “Fotografío una cosa para saber a qué se parece esa cosa una vez fotografiada”. La presencia de las figuras humanas contrapuestas con las multitudes y las calles en sus fotografías nos desvela una nueva manera de mirar, en la que la anarquía se traduce en una riqueza de formas y estructuras. Al estilo sesgado y frío de Winogrand se le asocia con el expresionismo abstracto y sus cortantes diagonales son análogas a los brochazos de la pintura de esos años. Si Robert Frank fue el fotógrafo fundamental de los 50, Garry Winogrand es uno de los más grandes de los años 60.